IGLESIA # 2 TORRE E-1404, MÉXICO D.F.
(55) 5544 0825 // (55) 5544 0589 info@leadvision.mx

Talento y Gestión de Competencias

Las organizaciones en la actualidad han evolucionado, los cambios que suceden en el mundo tienen una influencia notoria en las decisiones que se toman y en las acciones que se llevan a cabo, por esta razón cada una de las piezas que conforman a las organizaciones deben adaptarse de manera óptima a los cambios y es aquí donde el recurso humano toma otra dimensión, siendo el valor más importante. Hoy las empresas mantienen el foco en sus colaboradores, investigando cómo impulsar sus talentos naturales y el conjunto de sus competencias, ya que de esto depende la evolución de ambas partes.

A continuación describiremos el impacto que tiene el talento humano dentro de las organizaciones y cómo va de la mano con el desarrollo de competencias para lograr los objetivos organizacionales.

¿Qué es talento?

Es un patrón recurrente en la conducta por predisposición natural. Este patrón puede perfeccionarse con aprendizaje, capacitación y entrenamiento, de esta manera se vuelve una fortaleza.

El talento impacta en todas la variables de un negocio, mucho tiempo fue considerado como una cuestión de poca relevancia ya que únicamente se consideraba el conocimiento o la experiencia como lo más importante, ahora está directamente relacionado con la productividad, rentabilidad y el futuro crecimiento de las organizaciones.

La organización Gallup, empresa especialista en la medición y el control de encuestas sobre el potencial humano, aplicó una encuesta en 65 países, el resultado fue que solo una de cada cinco personas emplea sus talentos en el trabajo, lo que significa que el 80% no se desempeñan en trabajos que aprovechen su talento. 

De acuerdo a las investigaciones, entre el 15 y 20% es el rango de personas que destacan en su puesto de trabajo, el 60% se limita a cumplir con sus labores y hay otro grupo que ni siquiera debería estar en ese puesto. Quienes destacan tienen mucho en común con quienes no destacan en términos de conocimientos, destrezas y habilidades, por ejemplo todos saben usar la computadora, están titulados, tienen posgrados, etc. ¿cuál es la diferencia?, su talento.

¿Qué se debe considerar al momento de contratar, talento o experiencia?

Talento, porque es innato, ya lo tiene la persona y la experiencia es cuestión de meses para adquirirla. Sabemos que el rendimiento de la persona sin experiencia será menor y necesitará de un periodo de aprendizaje, pero alguien talentoso para el puesto aprenderá y se adaptará más rápido.

En la selección de recursos humanos las empresas requieren experiencia, título universitario y conocimientos, se da por hecho que el desempeño laboral está determinado únicamente por esta parte consciente, cuando en realidad el talento es lo que determina el comportamiento y la única condición para que la persona destaque.

Gestión de competencias.

Una herramienta muy útil para enfrentar los nuevos retos que mencionamos al inicio de nuestro artículo, es la gestión de competencias, la cual profundiza en el desarrollo y el involucramiento del talento humano, ya que ayuda a elevar a un grado superior y de mayor excelencia, el potencial de cada uno de los colaboradores en base a su puesto de trabajo.

La gestión de competencias es un enfoque que toma en cuenta los conocimientos, las habilidades, actitudes y comportamientos del capital humano, con este tipo de administración las personas no solamente ocupan un puesto de trabajo sino que se les apoya en su desarrollo para que puedan aportar lo mejor de sí a la organización, siendo un factor diferenciador de competitividad.

Las competencias integran 4 factores:

  • Ser, es el talento, las habilidades innatas.
  • Saber, son todos los conocimientos adquiridos.
  • Poder, aplicar sus talentos y conocimientos.
  • Querer, son las actitudes favorables para continuar con su desarrollo.

Las competencias laborales permiten el desarrollo de los procesos dentro de la organización al transformar la visión global, generando una relación empresa-colaborador, es decir, en lugar de trabajar cada uno para sus propios objetivos, hay un cambio de perspectiva donde el colaborador busca su crecimiento profesional y dentro de la empresa aumenta sus conocimientos, perfecciona sus habilidades y se involucra en conocer más a fondo a la organización, convirtiéndose en un colaborador comprometido.

La gestión de competencias aporta un valor importante a la organización, a continuación te presentamos algunos de los beneficios que traerá la implementación de este enfoque de gestión:

  1. Facilitar la evaluación del desempeño.
  2. Integrar los objetivos de la organización con los objetivos específicos de cada puesto de trabajo.
  3. Fomentar un clima laboral de mutua cooperación.
  4. Incrementar la motivación y satisfacción del colaborador.
  5. Establecer un sistema de remuneración más justo.
  6. Desarrollar al capital humano y promover la formación progresiva.
  7. Asegurar la congruencia entre los planes de entrenamiento y capacitación.
  8. Desarrollar equipos con las competencias necesarias por cada área.
  9. Identificar las fortalezas y áreas de oportunidad tanto a nivel organizacional como individual.
  10. Aumentar la productividad y competitividad.

Por estas razones, en las empresas hay una tendencia cada vez más fuerte en potenciar el capital humano, en función a sus talentos y competencias, de acuerdo a sus objetivos profesionales y organizacionales, humanizando la gestión.

Hasta pronto.

Referencias: “¿Sabemos descubrir nuestro talentos?”. Alta Dirección. “Gestión de competencias”. People Next.

No hay comentarios.

Agregar comentario